lunes, 25 de mayo de 2009

Miau I


Si queda algo de esperanza estará en la maleza.
Si alabo sus encuestas mitificadoras accederé
a un aprobado, a una selectividad y a un futuro de pega.
¡Qué bien! Porque si te gustó la escuela... te gustará el trabajo.
Da igual donde te juzguen, de donde venga tu suspenso o tu despido,
tu recuperación o tu finiquito, tu empollar o tu trabajo sistemático y tedioso,
porque lo que importa es que siempre seguirá igual.
Alégrate! Somos mercancía, somos otro material suceptible de ser comprado y vendido, somos nuestro trabajo, somos lo que ellos quieren!
Oh, séh!

2 comentarios:

  1. Et cétera... Mercantilización del ciudadano POWAH!

    (roja masona)

    ResponderEliminar